lunes, 3 de diciembre de 2012

las manifestaciones culturales de la nueva españa

durante mucho tiempo,la educación en la Nueva España se reducía a las enseñanzas de los frailes, que consistía en enseñar el alfabeto castellano, los primeros números y catequesis.
En 1536, con sesenta estudiantes en un inicio, se funda el Colegio de Santa Cruz de Tlatelolco al lado del convento de los franciscanos. Bajo la dirección de religiosos, se enseñaba lectura, escritura, gramática latina, retórica, filosofía, música y medicina mexicana, con maestros como García de Císneros franciscano y primer provincial de México; fray Juan Focher, doctor en leyes y fray Juan de Gaona de la Universidad de París.
~En el convento de San Francisco de México, el monje franciscano fray Pedro de Gante, funda una escuela en donde acudían hasta 1000 niños, a quienes se enseñaba lectura y escritura, latín, música y canto.
~La disposición real para recoger y sustentar por cuenta del gobierno a los niños mestizos hijos de españoles abandonados por sus padres, fue el origen del establecimiento del colegio de San Juan de Letrán, aunque posteriormente se aceptarían otros niños cuyos padres enviaban a instruirse, con una existencia de tres siglos.
Escuelas femeninas:
~ La situación económica a que se enfrentaron las viudas españolas y las huérfanas criollas, cuyos finados padres habían dejado sin recursos que les aseguraran la supervivencia, hizo surgir dos tipos de establecimientos: los recogimientos para mujeres, y las Casas Amigas. Estas últimas constituyeron la simiente de la educación elemental privada a cargo de mujeres que con ciertos conocimientos eran retribuidos sus servicios, únicamente para niñas, por una clase media incipiente.
Para las niñas mestizas abandonadas, Antonio de Mendoza funda un asilo, donde aprendían «artes mujeriles como coser y bordar, instruyéndose al mismo tiempo en la religión cristina, y se casan cuando llegan a la edad competente». Posteriormente también se comenzó a recogerse a niñas españolas. No deja de llamar la atención, que no obstante la aceptación que hubo de las casas-amigas en casi un siglo, no se sujetaron a un reglamento que cuidara y garantizara la educación elemental de las niñas, costumbre que ya era común en el siglo XVI.
~En 1600 se promulgó la primera ordenanza sobre educación primaria de que se tiene noticia en la Nueva España.
~El rápido desarrollo de la instrucción pública en México, el deseo vehemente de perfeccionarse en los estudios que crecía en los ánimos de la juventud de la Nueva España y el gran número de hijos de familia enviados por sus padres a la metrópoli a cursar cátedras de las carreras profesionales, obligaron al virrey, al ayuntamiento y a los principales vecinos de la capital a pensar seriamente en el establecimiento de una Universidad en México, la que se inauguró el 21 de enero de 1553.

EL ARTE BARROCO EN LA NUEVA ESPAÑA
El país que hoy conocemos como México, desde antes de la Conquista era ya, un pueblo profundamente religioso, de diversas razas jerarquizadas y sometidas al pueblo azteca. España logro, al finalizar el siglo XV, su unidad nacional; con el descubrimiento de América alcanzó riqueza y poder tales que, con el advenimiento de los reinados de Carlos I y Felipe II, se encontró convertida en la potencia más importante de Europa. Estas circunstancias avivaron en sus hombres el espíritu guerrero y aventurero, su inclinación al milagro religioso y a la gloria.
Durante el siglo XVI el mundo fue su mundo y las riquezas del nuevo, descubierto y conquistado, (principalmente México) cambiaron al guerrero que se volvió laborioso y explorador; la realidad marcada por la codicia resolvió la pureza evangélica de los primeros frailes quienes se enfocaban a proteger sus conventos. Las manifestaciones artísticas producidas en la Nueva España desde mediados del siglo XVII hasta finales del siglo XVIII son barrocas; pero, de acuerdo a las características de cada una, presentan modalidades muy particulares. No es posible una clasificación del barroco, ya sea por su tipología o esquemas determinados, pues el barroco precisamente se caracteriza por la diversidad de sus formas y un creador ejercicio de la libertad para la composición de éstas; lo que en México y otros territorios de la Nueva España se manifestó respondiendo a circunstancias sociales específicas
Arquitectura

 ACTUALIZADO POR: ALEJANDRA ARREOLA GONZALEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario